domingo, 6 de marzo de 2011

Vivo Siempre Poemas Surrealistas

Vivo Siempre



Y me senté sin pudor sobre la ola
De ese río lejano resaltado en sol verde
Los árboles honraban la noche y las estrellas
Vi claro en la noche desnuda del todo
En la noche desnuda qué mujer
Me mostró su rostro
Se mostró desnuda del todo
Su belleza adulta era más seria
Que las leyes impías de la necesidad
Contra ella los adornos de la naturaleza
Pueriles ejercían sus arenas eternas
De hierro y de mármol y de sal
Contra ella el diamante del cielo
Se ablandaba se deslucía
Sin embargo era una belleza
De arena y de espuma y de crepúsculo
Pero era una belleza
De carne de lengua y de pupilas
Una belleza yema y resto de las estaciones
Belleza que se apagaba bajo indecisos encuentros
Yo he separado amantes que eran más feos juntos
Que separados
Para salvarlos hice cantar la soledad
Quebré sus labios al cuadrado
Hice secar pude hacer secar
Las flores sin pudor de una mentira
El estiércol fresco que lloraba
Y las auroras mal despertadas
Pero hice reír a los comediantes más amargos
Locos de desnudez demasiado vestidos
Los que hablan al lado sin calor en los ojos
Los que hablan sabiamente para envejecer cómodos
Los constructores de su prisión aceitada bien trazada
Encadenados esposados tocados con cofias
Los glóbulos azules de un mundo desteñido
Sobre el techo sus sueños estaban en el sótano
No cultivaban más que la eternidad
Mi corazón y mi ojo
Bajo el espacio intacto todo estaba helado
De dónde has tú salido imagen sin azul
Espectadora en vista
Sino de mí que apenas duermo sobre un camastro
De dónde has tú salido
Tocando la tierra de tan cerca
Que yo sigo tu paso sobre las calles
Donde tan a menudo me aburro
Donde me perderé
A pesar de las marcas que lúcido dejaba
Cuando era joven y previsor
Cuando la sombra me habitaba
Cuando no bebía más que vino transparente
Tu regida del todo por esta carne
Que es la mía al flanco del vacío
Trémula solamente
Ante la idea de evitar el mundo
Tú precaria a pesar de mi esperanza
No hay burla
No hay nada que esté falseado
Sino lo que no es la imagen sin mediodía
Que se impone la noche sobre la médula
De este río donde me he sentado
Vivo todavía y comparto
El trigo el pan de la belleza
Sin otra luz que nacer y existir
Muy baja tú muy alta en la desnudez
y del sur en un solo instante
La viña humana está entre nosotros
Es evidente que nacemos de la mujer
Y aquí está la hierba que creció en nuestra infancia
Estás enfermo o cansado
Estás loco o simplemente
Más triste que de costumbre
No tengo ganas de contestar
Si respondo temo demasiado
Tener la suerte de esos jugadores
Que juegan por nada sobre el terciopelo
De sus deseos de sus dolores
En un nido encontré los huevos
Para mi hambre para no morir
Pero más allá olvido mis sueños
Más allá me odio a muerte.








Autor:Paul Eluard







POEMAS FUTURISTAS



Poema Mundo

volcan


 Cielo en llamas alma herida
fragor de mundo destruido
donde esta tu amor.

En mi cuerpo hendido
ese clamor de mundo
desaparecido
Continuar leyendo el poema...



Vía Lactea Poema






Mira al firmamento.
Una nave vuela por el cielo.
Estrellas, asteroides, cometas
y hasta planetas.

De pronto, estalla una supernova.
Ese es el mayor espectáculo
del Universo.
Vayamos a Marte ahora.
El sonido de cien naves
Continuar leyendo el poema...



Computación














C aminemos en la era de la modernidad
O bservando lo que ella nos puede dar,
M anejar una computadora por empezar
P ulsando el ratón y el teclado virtual;
Continuar leyendo el poema...



Poemas Futuristas Abrazarte Filippo Tomasso Marinetti

Poemas Futuristas Sólo Quiero Milagros

Poemas Futuristas La Flauta Espinazo

Poemas Futuristas Conversación

Poesía Futurista Nacimiento

Poemas Futuristas Ascensión

Poemas Futuristas Oigan

Poema Creacionista


Poemas Ultraístas Concinación

Poemas Ultraístas Casa Vacía

Poesía Fonética Canto VII

Poesía Fonética Un Automovil Pasa

Poemas Modernistas

Poemas Modernistas El Río

Poemas Cubistas El Viento

Vivo Siempre Poemas Surrealistas

El Ave Fénix Poemas Surrealistas


No hay comentarios :

Publicar un comentario