domingo, 6 de marzo de 2011

Poemas Futuristas Conversación

Conversación con el inspector fiscal sobre poesía




Ciudadano inspector:
perdone la molestia...

Gracias...
no se preocupe...

estoy bien de pie...

vengo a tratar
de un asunto

delicado:

el sitio
del poeta

en las filas obreras.

Junto a
los que tienen

tiendas y fincas

ha sido gravado
y debo pagar.

Usted
me exige

quinientos por semestre

y veinticinco
por no declarar.

Mi trabajo
es semejante

a cualquier otro.

Mire
mis perdidas,

los gastos
de mi producción

y cuánto se invierte
en los materiales.

Usted,
por supuesto,

no sabe qué es una “rima

Si la primera línea
pongamos

acaba en

“atún”

entonces
en la tercera repitiendo las sílabas,

ponemos
algo así como

“tacatún”.

Empleando su lenguaje
la rima

es un cheque.

Cóbrese el verso alternado-
dice la disposición.

Y buscas
la calderilla de sufijos y flexiones

en la caja exigua
de las declinaciones

y conjugaciones.

Intentas meter
una palabra

en la estrofa

y como no entre
las fuerzas y se rompe.

Ciudadano inspector:
le doy mi palabra,

el poeta
paga caras las palabras.

Empleando nuestro lenguaje,
la rima

es un barril.

Un barril de dinamita
la estrofa es la mecha.

Se consume la estrofa,
estalla la rima

y la ciudad
vuela

como un verso.
¿Dónde encontrar,
a qué precio,

rimas
que maten al primer estallido?

Quizá
sólo queden

unas cinco rimas
sin estrenar

en Venezuela.

Y me lanzo a viajar
haga frío o calor.

Me lanzo
trabado por anticipos y préstamos.

Ciudadano
tenga en cuenta el billete es de trasbordo.

-La poesiía
toda-

es un viaje a los desconocido.

La poesía
es como la extracción del radio.

Un gramo de producto
por un año de trabajos.

Por una palabra
transformas

miles de toneladas
de mineral verbal

Pero, ¡qué abrasador
es el calor de esas palabras

comparadas
con el chisporroteo

de la palabra cruda!

Esas palabras
mueven

millones de corazones
durante milenios.

Claro
hay poetas de calidad distinta.

Algún poeta
con destreza de manos

saca
como el malabarista

el verso de la boca,

de la propia
y de la ajena.

¿Y para qué hablar
de los castrados líricos?

Pone un verso
ajeno

y es feliz.

Es
otro robo y despilfarro

entre los despilfarro que azotan el país.
Estos
versos y odas

de ahora

que son aplaudidos
a rabiar

pasarán
a la historia

como gastos accesorios

sobre lo hecho
por nosotros

por dos o tres.

Consumes
una arroba de sal

y fumas un centenar de cigarrillos

hasta
extraer

la palabra preciosa

de las profundidades artesanas
de la humanidad.

Por eso baje
la suma del impuesto.

Quite
de la imposición

la rueda de un cero.

Uno noventa
cien cigarrillos,

uno sesenta
la arroba de sal.

En una encuesta
hay un cúmulo de preguntas:

¿Ha viajado
o no ha viajado?

Y si
en los últimos 15 años

reventé
una docena de Pegasos,

¿qué?

Usted
-`póngase en mi caso-

pregunta por criados
y bienes-

¿Y
si soy

caudillo popular

y a la vez
criado del pueblo

La clase
se expresa

con nuestras palabras

somos proletarios,
propulsores de la pluma.

La máquina
del alma

con los años se desgasta.

Te dicen:
-estás pasado,

fuera.

Cada vez amas menos
te arriesgas menos,

y el embate
del tiempo

golpea mi frente.

Llega
el más terrible de los desgastes-

el desgaste
del corazón y del alma.

Y cuando
este sol

cerdo cebado,

se levante
sobre el futuro

sin pobres ni tullidos-

yo
ya

estaré podrido

muerto en la cuneta,

junto
a una decena

de mis colegas.

Haga
mi balance mortuorio,

afirmo
seguro que no miento:

en medio
de los actuales

bribones y pelotilleros

seré
el único

con deudas impagables.

Nuestro deber
es tronar

como sirena de bronce

entre la neblina de filisteos
entre el bullir de tormentas.

El poeta
siempre

es deudor del universo,

paga por el dolor
intereses

y multas.
Soy
deudor

de los lampiones de Broadway,

de vosotros
cielos de Bagdadi,

del ejercito rojo
de los cerezos de Japón_

de todo
sobre lo que

no tuve tiempo de escribir.

Al cabo
¿ Para qué

necesito este jaleo?

¿Para disparar rimas
y enfurecer el ritmo?

La palabra del poeta
es un resurrección

su inmortalidad
ciudadano burócrata.

Dentro de siglos,
en el marco de la cuartilla

cogerán el verso
y resucitarán el tiempo.


Y surgirá
este día

con inspectores fiscales

con brillo de asombros
y hedor a tinta.

Usted, habitante convencido
del presente,

saque en el Comisariado de Caminos
un billete para la eternidad

calcule
el efecto de mis versos

y reparta

mis ganancias
en trescientos años.

Pero la fuerza del poeta
no sólo está

en que le recuerden a usted
y les de un respingo.

No.
Hoy también

la rima del poeta

es caricia
y lema

bayoneta

y látigo.

Ciudadano inspector,
pagaré cinco,

quitando los ceros
detrás.

Yo,
por derecho,

reclamo un hueco

en las filas
de los obreros y campesinos

más pobres.

Y si
ustedes se imaginan

que mi trabajo

consiste en utilizar
palabras ajenas,

aquí tienen
camaradas

mi estilográfica
y escriban
ustedes

si quieren.







Autor: Vladímir Mayakovski







POEMAS FUTURISTAS



Poema Mundo

volcan


 Cielo en llamas alma herida
fragor de mundo destruido
donde esta tu amor.

En mi cuerpo hendido
ese clamor de mundo
desaparecido
Continuar leyendo el poema...



Vía Lactea Poema






Mira al firmamento.
Una nave vuela por el cielo.
Estrellas, asteroides, cometas
y hasta planetas.

De pronto, estalla una supernova.
Ese es el mayor espectáculo
del Universo.
Vayamos a Marte ahora.
El sonido de cien naves
Continuar leyendo el poema...



Computación














C aminemos en la era de la modernidad
O bservando lo que ella nos puede dar,
M anejar una computadora por empezar
P ulsando el ratón y el teclado virtual;
Continuar leyendo el poema...



Poemas Futuristas Abrazarte Filippo Tomasso Marinetti

Poemas Futuristas Sólo Quiero Milagros

Poemas Futuristas La Flauta Espinazo

Poemas Futuristas Conversación

Poesía Futurista Nacimiento

Poemas Futuristas Ascensión

Poemas Futuristas Oigan

Poema Creacionista


Poemas Ultraístas Concinación

Poemas Ultraístas Casa Vacía

Poesía Fonética Canto VII

Poesía Fonética Un Automovil Pasa

Poemas Modernistas

Poemas Modernistas El Río

Poemas Cubistas El Viento

Vivo Siempre Poemas Surrealistas

El Ave Fénix Poemas Surrealistas


No hay comentarios :

Publicar un comentario